CA | ES | EN

Rafa, el halcón peregrino

Noticias

Pérdida del halcón peregrino

Todo empezó en Semana Santa. Empezamos la exhibición. Messi, nuestro halcón peregrino cogió velocidad para enseñar a nuestros visitantes su agilidad y velocidad. Yo estaba pensando: ¿tal vez hoy demostrará su vuelo en picado? Pero de repente llegó una fuerte racha de viento y se lo llevó al valle debajo del Zoo de los Pirineos.

A pesar nuestros esfuerzos no pudimos recuperarlo. Para leer sobre la historia de Messi, haz click aquí.

Nos inundó una gran tristeza y frustración.

Necesitábamos un halcón nuevo

Pero, aunque estábamos tristes por haber perdido a nuestro querido Messi, teníamos que encontrar un nuevo halcón peregrino urgentemente. La exhibición sin el vuelo espectacular de un halcón no sería una exhibición como dios manda. Tres bebes del halcón peregrinoEn la página de los cetreros españoles nos llevamos una sorpresa desagradable: ¡el precio de un halcón macho era de 600€ y el de una hembra 1.500€! Justo durante estos días el motor de nuestro coche nos jugó una mala pasada y se estropeó. Tuvimos que comprar un coche nuevo. ¡Ya no nos podíamos permitir más inversiones!
Llamé a un amigo que cría halcones para el mercado árabe, pensando que nos podría hacer un precio amistoso. Pero uf… ¡casi hice que se enfadara! ¡Ni hablar de descuentos! ¡Me dijo que me lo quiere regalar! Que justo acaba de anillar los halcones y que tiene un macho que podría ser perfecto para nosotros. Y me envió esta foto. ¡Uau! ¡Qué amigo! Nos ayudó en un momento muy complicado. Tuvimos que esperar 3 semanas hasta que el halconcito era lo suficientemente mayor para poder vivir sin sus padres. Decidimos que en honor a mi amigo le pondríamos el nombre de Rafael.

Llegada de Rafa

Rafa menja al guantLlegó dentro de un trasportín, muy asustado, por primera vez en su vida sin sus hermanos y sus padres. Empecé inmediatamente con el entrenamiento. Para un halcón es más fácil superar la separación de los padres con el contacto intensivo con la gente, aprendiendo cosas nuevas y empezando a volar como antes mejor.

Lo primero que tuvo que aprender fue:

  1. Comer en el guante.
  2. Aceptar la caperuza.
  3. Saltar de un guante a otro.

Son pasos muy importantes en la relación del cetrero con el halcón. Copiamos el comportamiento natural del pájaro. En la naturaleza, la madre halcón se dedica a la incubación de los huevos y después de la eclosión se queda con los pequeños en el nido. El padre se dedica a cazar. Es una tarea muy exigente, ¡debe aportar comida para toda la familia! Deja la comida en el nido y a veces ayuda la hembra a dar de comer a los pequeños. Tres semanas más tarde los pequeños halcones tienen suficiente fuerza para trocear la presa. De este modo los padres tienen más tiempo para cazar y cubrir la necesidad inmensa necesidad alimentaria de sus hijos. Es una tarea sin descanso y nadie se puede sorprender de que los padres intenten hacer espabilar a sus hijos lo antes posible y animarles a abandonar el nido, empezar a volar y, poco a poco, también a cazar. En este período se pueden sentir alrededor del nido unos gritos muy fuertes, que son los lamentos de los pequeños: “¡Papaaaaa, mamaaaa, tengo hambreeee!” Y los padres les dicen: “Muy bien, hijo, si tienes hambre, espabila y vuela. Ya puedes hacerlo.”

Empieza el entrenamiento

Rafa aterriza en el guante.Y este paso también lo seguimos en nuestro parque. Rafa llegó justo con la edad cuando los pequeños abandonan el nido por primera vez. Y nosotros le enseñamos lo mismo que harían sus padres: ¿Quieres comer? Pues bien, chico, haz este pequeño saltito y comerás todo lo que quieras. En este vídeo podéis ver nuestro primer entrenamiento. ¿A que le costó un poco a Rafa atreverse a dar el salto? 😉
Dos veces al día lo hacíamos volar / saltar, y los vuelos eran cada vez más largos (a veces también cortitos y fáciles, para que Rafa no se desanimara).

10 días más tarde el halcón hacía unos vuelos seguros y largos con mucha alegría y goce. Y aquí estamos, hoy por primera vez le enseñaremos el señuelo.

Vuelo al señuelo

Link al vídeo del Rafa¿Qué es un señuelo en cetrería? Pues es una pieza de cuero con cordeles, y con estos cordeles atamos un pedazo de carne. La tarea de Rafa en los próximos días será entender que ahora ya no comerá encima del guante, sino que sobre esta pieza de cuero. Y cuando lo tenga bien claro, le pediremos que cada vez supere una distancia mayor para atrapar el señuelo, hasta que un día ya le haremos una mala pasada y en el momento en el que querrá cogerlo, se lo quitaremos justo delante del morro… perdonad, del pico. Y así el halcón deberá hacer una vuelta para poder coger su presa. Y algunos días más tarde otra vuelta… sí, sí, ya os podéis imaginar, hasta que vuele como un campeón, como nuestro Messi antes de escaparse.

¡¡¡Os mantendremos informados sobre los progresos de Rafa!!!

Repsonder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *