CA | ES | EN

Mochuelo común

Noticias

Para mí los animales salvajes no se reducen al tamaño, el peso y el mapa de distribución.

Para mí son unos compañeros que comparten con nosotros este planeta. Cuánto más convivo con ellos, más aprendo sobre ellos y más respeto y amor siento hacia ellos. Y también responsabilidad. Son unas criaturas maravillosas que nos superan en muchos sentidos y de los que deberíamos aprender. Si aprendiésemos a apreciar y a querer a los animales salvajes que conviven con nosotros, tengo la esperanza que si los protegemos todavía no es demasiado tarde para ellos – por lo menos no para todos.

Deseo que disfrutéis de mis explicaciones basadas en mi vida con ellos, pero también en datos adquiridos de libros especializados de autores prominentes.

Mochuelo común (Athene noctua)

Mussol comúLo llamábamos Paquito.

Era pequeño, despierto y tenía muy mala leche. Nos mordía el pulgar con su pico como si fuese un alicate, se quedaba colgando, no había forma de sacarlo del dedo. ¡Y cómo gritaba! Tenía una voz fuerte y una carita enfadada siempre. Pero lo queríamos tal y como era.

Dormía en nuestra cocina (nos daba miedo dejarlo dormir fuera, tan pequeño que era y con todas las bestias salvajes que rodean nuestra casa durante la noche). Cada mañana lo entrenábamos y lo llevábamos a su lugar donde pasaba el día.

Allí tenía una bañera con agua (no la utilizaba para bañarse, pero necesitaba agua para beber).

¿Què? ¿Creeis que no es bañaba nunca?

Mussol comú ateritza¡Pues os equivocáis! ¡Se duchaba cuando llovía! Cómo reíamos cuando estiraba las alas y levantaba las plumas de todo su cuerpo y hacía movimientos divertidos, absorto en disfrutar del remojón.

Y también tenía una cajita con arena; ¡eso sí que le encantaba! ¡Como un niño pequeño, se pasaba allí horas y horas! Se estiraba de lado y con sus alas “paleaba” la arena a su espalda.

Curiosamente no se escondía mucho. Le encantaba el sol y pasaba mucho tiempo encima de su cajita, observando atentamente todo su alrededor. Pero si se acercaba algún animal o persona por el cielo o por tierra, desaparecía en la profundidad de su cajita con una velocidad increíble.

GripauUn día, pero, aprendimos una dolorosa lección. Después de haber hecho volar a Paquito, lo llevé a su cajita. Él, de repente, se tiró dentro. Salió en pocos segundos, mareado, le salía espuma por el pico. Mientras que yo llamaba al veterinario, Eloi miró dentro de la caja – ¡había un sapo!

Así aprendí que era verdad lo que me advertía mi abuelo: “No toques nunca a un sapo, dentro de sus verrugas que le cubren el cuerpo hay veneno.” (Cuando era pequeña llevaba a casa todo tipo de bichos.)

No pudimos salvar a Paquito. Mientras le explicaba al veterinario lo que había pasado, Paquito se murió en mis manos.

 

¿Que he aprendido sobre el mochuelo común?

  • Tiene una fuerza increíble con su pico.
  • Es muy ruidoso y si algo no le gusta grita mucho.
  • No se baña en charcos, sino debajo de la lluvia.
  • Le encantan los baños de arena.
  • Come anfibios.
  • Es muy valiente.

¿Os ha gustado mi historia y queréis saber más sobre los animales de Cataluña y nuestro día a día en el Zoo de los Pirineos? Suscribíos a nuestro boletín a la página de inicio de la nuestra web.

Y si no os gustan mis vivencias, ningún problema. Aquí tenéis la información básica sobre el mochuelo común.

Mochuelo común (Athene noctua)

Mussol comú habita Europa, Asia i Africa

Distribución de mochuelo común. Fuente: Wikipedia

Tamaño:                      21-23 cm

Envergadura:        53-58 cm

Peso:    Macho       160-240 g
Hembre       170-250 g
Polluelos recién nacidos 10-12 g

 

 

Alimentación:

  • Ratones
  • Lombrices
  • Escarabajos
  • Pequeños pájaros
  • Anfibios
  • Reptiles

Cría:    abril (3-5 huevos)

  • Incubación: 22 días
  • Abandono del nido: 22-24 días
  • Iniciación del vuelo: 30-32 días
  • Emancipación: 40 días
  • Mortalidad 1º año: 70%
  • Edad máxima: 15-18 años

Estado de conservación: Especie protegida de fauna salvaje autóctona. Riesgo mínimo.

Repsonder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *