CA | ES | EN

Mochuelo boreal

Noticias

El mochuelo boreal, un habitante desconocido de nuestro país.

Actividat Toca-toca

Foto: Actividad Toca-toca en el Zoo de los Pirineos

¿Crees que el cambio climático es un problema muy grave?
¿Y crees que su solución está en manos de los políticos?

Quiero recordarte que vives en España, donde los políticos apoyan a las grandes empresas y se desvinculan de los tratos internacionales sobre el cambio climático. Tenemos que actuar nosotros. Si somos muchos, conseguiremos cambios importantes!

Te quiero presentar a un búho que solo vive en los Pirineos y a quien se le está acabando la montaña a causa de la subida de la temperatura y la falta de lluvias. Espero que pienses en él cuando te dejes las luces encendidas o cuando apagues la tele y la dejes en “Pausa en espera”.

Por cierto: si apagas los aparatos que no utilizas, ahorrarás un 10% de los gastos de electricidad de tu hogar.

¿Qué aprenderás?

  • Conoce al mochuelo boreal: la ficha técnica, descargable en formato PDF.
  • Conoce su vida: formar una familia y asegurar la descendencia es una tarea de mucha responsabilidad que a veces requiere soluciones extrañas.

 

Ficha técnica:

Descargar la ficha técnica en PDF

Mochuelo boreal (Aegolius funereus)

Habitat natural del mussol pirinenc

Foto: Mochuelo boreal adulto

Tamaño:   24–26 cm
Envergadura:   53–60 cm
Peso macho:   90-113 g
Peso hembra:   126-194 g
Peso polluelos recién nacidos:   10 g

 Alimentación:

  • 94% pequeños roedores.
  • 6% pájaros (hasta el tamaño de un mirlo).

Durante todo el año guarda los excedentes de su presa (Se documentó un depósito de 70 ratones en una rama cerca de un nido con solo dos crías de mochuelo boreal).

 

 

Hábitat:

En nuestro país solo podemos encontrar al mochuelo boreal en los bosques de los Pirineos.

Necesita:

  • Vegetación densa que le proporcione lugares para esconderse.
  • Árboles viejos donde nidifica el pito negro (cría en sus nidos abandonados).
  • Proximidad de claros y prados donde pueda cazar.
  • Intenta evitar el territorio del cárabo.

Mapa de distribución:

Mapa de distribución de mochuelo boreal

Distribución Aegolius funereus / Fuente: Wikipedia

Interesante:
Compara con la distribución del pito negro.

Mapa de distribució del picot negre

Distribución Dryocopus martius / Fuente: Wikipedia

 

Aegolius funereus

Foto: Mochuelo boreal joven (Photo-logistics)

Cría:

Marzo – Mayo (3 – 6 huevos)

  • Madurez sexual: 1 año
  • Comportamiento: pareja monógama… pero solo por una temporada 😉
  • Incubación: 26 – 28 días
  • Abandono del nido: 29 – 36 días
  • Iniciación al vuelo: 35 días
  • Emancipación: 3 meses
  • Mortalidad 1º año: 24% – 75% (según la población de ratones)
  • Edad máxima: 15 años en libertad / en cautividad ningún dato (hace pocos años que se cría en cautividad)

Estado de conservación:   

Especie protegida de fauna salvaje autóctona.   Vulnerable

Descargar la ficha técnica en PDF.

Comportamiento

Sessió fotogràfica

Foto: Sesión fotográfica en el Zoo de los Pirineos

El mochuelo boreal es muy tímido. ¡Se descubrió e identificó hace solo 60 años! Antes se creía que era el mochuelo común.

Es muy tranquilo y solo es activo durante la noche. Durante el día se pone en una rama apoyándose en el tronco. Mantiene los ojos cerrados, examina su alrededor exclusivamente con la oída.

Si lo sorprende una nevada, no se mueve de su sitio. Se ha observado como se deja tapar entero por la nieve.

En invierno busca lugares donde durante el día llegue el sol. Se acomoda en dirección a los rayos calientes, expone su cara y abre un poco las alas para absorber el calor.

Se baña regularmente. Durante la noche busca charcos y disfruta del agua hasta que está totalmente mojado.

También le gusta ducharse si llueve. Separa las plumas del cuerpo, se mueve y disfruta de un buen remojón.

Durante la noche, cuando vuela, se mantiene cerca del suelo o justo por debajo de las copas de los árboles; la vegetación le ayuda a esconderse.

Cría

Hihihi: estoy segura de que te hará gracia lo que te explicaré sobre el comportamiento familiar del mochuelo boreal.

Mussol mira des del niu

Foto: Hembra dentro del nido (Jordi Dalmau, Aubèrria)

Todo se debe a la gran especialización en la forma de nidificar. Nidifica casi exclusivamente en los nidos de los pitos negros. Te puedes imaginar que es un inmueble muy escaso y con gran demanda.

El trabajo de encontrar el hogar es explícitamente de los machos. Si lo encuentran, se quedan toda su vida a su lado para vigilar que nadie les robe su precioso apartamento. Incluso en los años de poca comida son fieles a su lugar.

Mientras tanto, las hembras disfrutan de la libertad y visitan lugares lejanos; pueden viajar fácilmente 500 km. Se quedan en los lugares donde encuentran suficientes ratones.

Pero: Cuando llega el final del invierno, empiezan a sentir una gran inquietud. Esta sensación de que la comida no lo es todo. Vuelven a los lugares donde los machos cuidan lo más valioso: el lugar ideal para formar una familia.

Exhibició de lels mussols

Foto: Bombó, nuestro mochuelo boreal (J.M. Moscoso)

“u – u – U – UU – u-u-u-u – uuuu ¡estoy aquí! ¡Tengo un apartamento de primera!” Cantan los machos con una voz fuerte. Cantan sin pausa durante toda la noche. Su voz se oye a quilómetros de distancia.

¡Vaya! ¡Se acerca una hembra!
El macho cambia rápidamente de canción y empieza otra en un tono más profundo y persuasivo. “¡Ven, ven, preciosa, mira qué tengo!”

Si la hembra decide inspeccionar el nido y entra a dentro, está todo decidido. Los dos empiezan a cantar en dúo en un tono bajo y suave, declaran al mundo que están muy enamorados y que en este nido abandonado de pito negro pronto se empezará a formar una nueva generación de mochuelos boreales.

Para demostrar su entrega a la familia, el macho lleva ratones y los entrega ceremoniosamente a la hembra dentro del nido. Cosa que no solo es romántica, sino que también es práctica. La hembra pronto estará embarazada y con los huevos dentro de la barriga no será lo suficientemente ágil como para poder cazar.

¿Te parece una pareja ideal?
Espera. Todavía no he terminado.

La hembra a veces pega al macho.
Ella es más grande y fuerte, y si tienes ganas de hacer el amor, pero el macho no le presta atención… ¡ÑAC – ÑAC! lo muerde y le grita.

La hembra a veces abandona la familia.
Si hay suficiente comida, la mami deja al padre cono los pequeños de 3 semanas, y se va con otro macho para volver a formar una nueva familia.

¿Te parece cruel?
Te puedo asegurar que el macho vecino, que no había encontrado a ninguna hembra, pero de repente se le presenta chica interesada en emparejarse con él, opina diferente. No olvides que viven pocos años y que cada temporada que no puedan asegurar la descendencia es una pérdida dolorosa para ellos.

¿Ves?
No es del todo una relación romántica. Hay problemas en todas las familias.

Unos padres excepcionales

Aegolius funereus juveniles

Foto: Las crías salen del nido antes de poder volar. (Merje Aru)

La hembra pone 3 – 6 huevos. Los incuba durante 26 – 28 días. Empieza a incubar desde el primer huevo, cosa que implica que los bebés nazcan con una diferencia de dos días y haya una gran diferencia de tamaño entre el primer y el último polluelo.

Durante las primeras tres semanas la hembra no abandona a los pequeños. Con tres semanas los pequeños salen del nido. El más grande ya puede volar, el más pequeño se aguanta encima de las ramas e intenta hacer pequeños saltitos.

El trabajo de aportar suficientes ratones para alimentar a toda la panda es exclusivamente del macho. A veces tiene que volar 1,7 km para asegurar la comida para toda la familia.

Curiosidad:
Si tienes una suerte increíble y encuentras el nido donde nidifica este pájaro y rasgas sobre la corteza del árbol, la hembra inmediatamente estirará la cabeza a fuera del nido. (Posiblemente es porqué su depredador más temido es la marta.) Si ve que es una persona, se te quedará mirando tranquilamente. No tiene miedo de la gente.

Una madre egoísta. ¿O no?

Aegolius funereus

Foto: Mochuelo boreal bosteza en sus sueños diurnos. (Mika Grönroos)

Y aquí termina la labor de la madre. Acompaña a sus descendientes algunos días más, vigila que todos tengan suficiente comida hasta que todos puedan volar… y ya está. La libertad la llama y ella la persigue.

¿Qué? ¿Crees que es cruel?
Pues imagínate la vida familiar de la hembra:

  • 2 meses encerrada en un pequeño agujero.
  • Sale un ratito por la mañana y por la tarde, solo para ir al baño.
  • 4 semanas las pasa en una posición casi inmóvil, dando calor a los huevos.
  • 3 semanas sigue calentando a los bebés. No los deja solos casi nunca. Les da de comer, escoge los pedacitos de la mejor carne para ellos, mientras que ella se come las sobras.
  • Cuando salen del nido les sigue atentamente: les lleva comida mientras que no puedan volar.

¿Qué piensas? ¿La mama mochuelo boreal se merece el descanso y la oportunidad de recuperar fuerzas?

¡Fíjate que bien coordinado está todo!

Cuando da de comer a los bebés, se alimenta de lo que sobra:

  • Tripas: un alimento con riqueza de bacterias; le ayuda a poner en marcha el metabolismo después de semanas casi sin moverse.
  • Piel: una parte importantísima para la digestión. La piel cubre los restos que el búho no puede digerir y los saca en forma de egagrópila. Imaginados qué desastre está hecho el nido: un agujero dentro de un árbol donde vive, come y va de vientre una familia de 6 búhos.
  • Huesos: para formar los huevos se requiere una gran cantidad de calcio. Si no hay suficientes alimentos adecuados, las hembras liberan calcio de sus huesos, concretamente del esternón. Cuando dan de comer a los bebés lo pueden recuperar.
  • Carne: y naturalmente también comen carne. De tripas, piel y huesos no puede vivir ningún animal a largo plazo.

Papá entrenador

Los pequeños están fuera del nido, pero el trabajo no ha terminado. Deben aprender a volar y a cazar. Y esto es el trabajo del papi. Muy orgulloso les enseña todo el territorio familiar, donde vive y que cuida toda su vida.

Anima a los hijos a volar y a cazar. Les enseña como esconderse durante el día.

Es posiblemente gracias a su atenta educación que la mortalidad de los pequeños sea tan baja (naturalmente solo si hay suficiente comida).

La vida independiente

Entrenament

Foto: En el Zoo de los Pirineos el padre entrenador es Eloi.

Las crías vuelan bien y saben cazar. Ha llegado el momento de decir adiós.

La madre se va.
El padre vuelve a la vida del caballero que defiende su territorio y su castillo.
Las crías se esparcen por un gran territorio:

  • Las hembras disfrutan de la libertad, buscan lugares con riqueza de alimentos.
  • Los machos se obsesionan con encontrar un lugar perfecto para formar una familia.

¡En este tiempo los jóvenes sobrevuelan centenares de kilómetros! Aparecen en lugares donde habitualmente no hay mochuelos boreales. Si el macho encuentra un buen nido y hay suficientes ratones, puede darse el caso de que una nueva zona sea habitada por el mochuelo boreal.

Y todo el ciclo vuelve a empezar.

 

Nota de l’autor

Toca toca amb l'Oreo

Foto: Entrenamiento de Oreo – verano 2016 (Lluís Barniols)

Este artículo lo publiqué por primera vez en enero de 2018. Iré actualizando los datos según se vayan descubriendo nuevos hechos.
¿Sabes algo que yo no sepa? Estaré encantada de incluir tus observaciones y conocimientos sobre el tema. Escríbeme un comentario o contacta conmigo por correo electrónico a zoopirineu@gmail.com.

¿Quieres conocer más animales?   Entra aquí

¿Quieres conocer al mochuelo boreal en persona?  ¡Compra las entradas al Zoo de los Pirineos y visítanos!    Compra entradas

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo en las redes sociales!
Gracias,

Stania

Repsonder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *