CA | ES | EN

Halcón peregrino “Messi”

Noticias

Hemos perdido a Messi, nuestro joven halcón peregrino

Així va arribar el Messi
Vino en mayo de 2016 de un centro de cría de halcones privado situado en el sur de España. Solo tenía 20 días de edad, ni siquiera había terminado de crecer. Era el más pequeño y el más oscuro de la puesta; una verdadera belleza a primera vista y además fue muy fácil de entrenar, ya que tenía un carácter amable y tranquilo.
Tardó dos semanas más hasta que su plumaje terminó de crecer y después pude empezar su entrenamiento. Y lo hacía todo a la perfección. Aprendía con facilidad: estaba muy quieto encima del guante de cetrería y comía de él sin dudarlo, aceptó llevar la caperuza sin problemas, y se dio cuenta rápidamente de que, para poder comer, debía hacer el esfuerzo de volar de un guante al otro.

 

Entrenament del MessiFeliz con su progreso, decidí empezar la segunda parte de su entrenamiento: enseñarle a seguir el cebo en el anfiteatro para que nuestros visitantes pudiesen ver el vuelo del animal más rápido del mundo. Pero entonces empezaron los problemas. Messi no quería “jugar” conmigo. Quería cazar de verdad. Tres veces se nos escapó durante el entrenamiento y Eloi tuvo que salir a buscarlo, haciendo servir telemetría, y tres veces tuve que empezar el entrenamiento de Messi desde cero. Decidí que sería mi último intento de hacerle participar en la exhibición. Si no quería volar solo por diversión, lo cedería a algún cetrero que le dieses la oportunidad de cazar animales vivos. Y es que Messi tenía un vuelo de primera, pero simplemente no volaba como yo lo necesitaba.

Pero sucedió: Messi entendió las normas del juego, empezó a divertirse volando delante de los espectadores; se convirtió en un miembro importante de nuestra exhibición. Con el paso del tiempo aprendió a volar a la perfección y empezó a practicar los ataques verticales delante de nuestros visitantes.

Exhibició amb Messi

Era una tarde nublada durante las vacaciones de Semana Santa. La exhibición empezó y entonces era el turno de Messi para mostrar su velocidad y sus acrobacias. Hizo el primer ataque al cebo, quiso girar, pero una racha de viento increíblemente fuerte se lo llevó y lo empujó al valle. Intentó volver con nosotros y luchaba contra el viento, pero entonces una segunda racha de viento lo arrastró y desapareció de nuestra vista. Eloi se pasó toda la tarde buscándolo, pero no tuvo suerte. El segundo día continuó buscando y, finalmente, a las 10 de la mañana, encontró a Messi a unos 3 km de nuestro zoo, en un valle de Canalda. Pero Messi no quiso bajar de su árbol. Y Eloi tuvo que volver al zoo, porqué la exhibición estaba a punto de empezar y lo necesitábamos allí.

Después de la exhibición y la visita guiada en nuestro parque volvimos al valle para ir a buscarlo, pero ya no estaba allí. Y encima empezó a llover a cántaros y de repente nuestro receptor dejó de indicar la señal del transmisor de Messi. Seguramente se debía a un cortocircuito de la batería provocado a causa de la lluvia. Ya no teníamos ninguna esperanza de encontrarlo.

¿Hay alguna posibilidad que vuelva con nosotros?

Como ya sabéis, nuestro zoo está situado en un lugar precioso y protegido de los Pirineos. Estamos rodeados de fauna salvaje, donde dictan las normas de la naturaleza. Cuando nuestros animales sobrepasan la frontera de “nuestro territorio”, pasan a formar parte de la vida silvestre. En los acantilados que están detrás del zoo nía una pareja de halcones peregrinos salvajes. Y defienden su territorio. Necesitan aquella área para asegurar suficiente comida para sus crías. El padre de una familia de peregrinos nunca dejaría que un joven macho invada su territorio. No mataría al intruso, pero lo echaría de la zona.

o tenemos esperanza de que Messi vuelva a casa, pero volaba tan bien que tiene buenas probabilidades de sobrevivir en la naturaleza y esperamos que encuentre a una bonita chica-halcón y formen una familia. (Esta es una faceta genial de trabajar con animales autóctonos. Si se van, no hay peligro para la naturaleza. Si son capaces de sobrevivir, evitar a los depredadores y encontrar comida suficiente, simplemente pasan a formar parte de la fauna salvaje.)

Le deseamos suerte a Messi en su nueva vida sin nuestra protección.

Repsonder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *